Este año la crisis del Covid-19 (Coronavirus) nos ha golpeado con dureza, obligándonos a cancelar el festival por el bien general, cuando todo el gasto ya estaba en marcha y las artistas americanas se encontraban ya preparando los conciertos en Donostia, lo que supone una deuda de más de 50.000 euros. Las entradas estaban agotadas para el sábado y casi para el viernes, pero ahora nos enfrentamos a tener que devolver el importe de las mismas.

Si queréis echarnos una mano, podéis hacerlo a través de esta plataforma. Las aportaciones serán destinadas a reducir al máximo la deuda a la que nos enfrentamos. Cualquier donación por el coste del bono o más (42€), recibirá un código gratuito para poder visualizar en streaming el mini-concierto que pudimos grabar con las artistas americanas in extremis.

MILA ESKER!